miércoles, 24 de junio de 2015

Éclairs con nata y nata de frambuesa

Los éclairs son un postre típico francés de forma alargada, que se elaboran con la misma masa que los petit choux (profiteroles). Éclair significa "relámpago" y se cree que recibió este nombre en francés por la forma en la que brilla cuando se cubre con el glaseado. Este dulce se originó en Francia a principios del siglo XIX. 




Se pueden rellenar de cualquier cosa: crema, nata, trufa... Yo en este caso los rellené de nata y de nata con sabor a frambuesa. Tengo que confesar que, en realidad, la nata de frambuesa tenía que ser un praliné montado de avellanas pero...no salió y tuve que improvisar con lo que tenía a mano XD Por suerte, el resultado fue exquisito.

Vamos con la receta!

Ingredientes:

Para la masa choux:

- 150g de harina
- 100g de mantequilla
- 250g de agua
- 4 huevos ( puede que necesitéis alguno más o alguno menos)
- 5g de sal
- 5g de azúcar blanco

Para la nata normal y la nata de frambuesa:

- Entre 60-75 g de azúcar glasé por cada 250 ml de nata
- Pasta de frambuesa al gusto ( yo uso la de Home Chef)

Para la decoración:

- Chocolate negro
- Chocolate blanco
- Nata líquida
- Sprinkles


Preparación:

Precalentamos el horno a 220º-225º.

En un cazo, ponemos a hervir el agua con la mantequilla, la sal y el azúcar.

Retiramos del fuego y añadimos la harina. Mezclamos muy bien para que no nos queden grumos. A continuación, ponemos la mezcla en el fuego para secar la masa removiendo de vez en cuando para que no se nos queme.

Cuando la masa se nos despegue bien de las paredes del cazo, la pasamos a un bol y empezamos a añadir lo huevos uno a uno. Hasta que el primer huevo no esté bien integrado en la masa, no echaremos el siguiente y así sucesivamente. Dependiendo del tamaño de los huevos y de lo que hayáis secado la masa, necesitaréis más o menos huevos.

Metemos la masa choux dentro de una manga pastelera y hacemos las formas sobre una bandeja de horno con papel vegetal.

Metemos la bandeja en el horno y bajamos la temperatura a 180º. Cuando estén doraditos los sacamos del horno y los dejamos enfriar para poder rellenarlos.

Procedemos a montar la nata que debe estar muy fría (es conveniente que el bol y las varillas también estén muy fríos).

Ponemos la nata en el bol y empezamos a batir (yo lo hago a velocidad 6 con la Kitchen Aid). Cuando empiece a tomar consistencia cremosa, añadimos el azúcar glasé poco a poco y continuamos batiendo sin dejar de vigilar. En cuanto esté consistente y empiece a brillar, ya estará lista.

Apartamos un poco de nata y le añadimos pasta de frambuesa a nuestro gusto. Cuidado, que si nos pasamos nos puede quedar muy ácida!
Mezclamos con movimientos envolventes hasta obtener una mezcla homogénea.

Metemos las dos natas en mangas pasteleras y rellenamos los éclairs. Para rellenarlos los podéis cortar por la mitad o podéis hacerles un agujerito. A mi me gusta más abrirlos y que se vea el relleno!

Derretimos por separado el chocolate negro y el blanco al baño maría. Les añadimos un poco de nata, hasta tener la consistencia deseada. Finalmente bañamos los éclairs con el chocolate y terminamos con unos sprinkles.

Voilà! Ya los tenemos!




Espero que os gusten!


Xènia ;)













2 comentarios:

  1. Pues tienen una pinta estupendísima!!!, yo todavía no me he decidido nunca a hacerlos, viendo tu receta quizás algún día no muy lejano me ponga a ello. Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te animo a que los hagas, están muy ricos! :) Besitos.

      Eliminar