jueves, 31 de marzo de 2016

Pan de nueces y chocolate

La verdad es que ya hacía tiempo que me rondaba por la cabeza la idea de hacer pan, pero nunca me decidía, hasta que me topé con esta receta en el blog de Júlia a la cuina. Es muy sencilla pero resultona y no se necesita ningún artilugio especial, se puede hacer perfectamente en el horno de casa.

La receta original era con pasas pero como a mi no me gustan, las substituí por pepitas de chocolate que también están muy ricas!



El resultado es muy bueno, un pan como los de toda la vida, con la corteza crujiente y la miga compacta y esponjosa, como los que venden en las típicas ferias de artesanos. Además, el añadido de las nueces y el chocolate le dan un toque riquísimo.




Vamos con la receta!

Ingredientes:

- 500g de harina de fuerza
- 10g de sal
- 20g de aceite de oliva
- 300ml de agua tibia
- 10g de levadura fresca
- 100g de nueces peladas
- 100g de pepitas de chocolate maxi (la verdad es que yo las eché a ojo, pero más o menos serian unos 100g)


Preparación:

Deshacemos la levadura con el agua tibia, incorporamos la harina y la sal. Amasamos bien.

Añadimos el aceite y amasamos hasta que esté bien integrado en la masa.

Estiramos la masa con un rodillo, añadimos parte de las nueces y las pepitas de chocolate y doblamos la masa. Repetimos este paso hasta que ya no nos queden nueces y pepitas.

Hacemos una bola con la masa y la colocamos encima de una bandeja de horno con papel vegetal. Tapamos la bola con un trapo de cocina y la dejamos reposar unos 45 minutos o hasta que doble su volumen.

Cuando haya levado, le damos la forma que más nos guste. Lo volvemos a tapar y lo dejamos en reposo hasta que aumente de volumen.

Precalentamos el horno a 210º.

Justo antes de meter el pan en el horno, le tiramos unas gotitas de agua por encima.

Metemos la bandeja con el pan en la parte baja del horno y lo horneamos durante 10 minutos a 210º. Cuando hayan pasado los 10 minutos, bajamos la temperatura a 200º y lo horneamos unos 30 minutos más.

Lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar encima de una rejilla y ya estará listo para cortar y comer!



Qué os parece? Tiene buena pinta verdad? 

A ver si os animáis a hacerlo!!

Xènia;)

2 comentarios:

  1. Hola, me encanta esta entrada y su blog me quedo aquí en su blog. Le invito a que pase y siga mi blog: http://mibonitolugar.blogspot.com.es/ Y que siga mi blog en Facebook en este enlace: https://www.facebook.com/Disfruta-conmigo-cocinando-682406015128020/ Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liri! Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar